Capítulo 23: Aceptación y reencantamiento con los rizos, la historia de Rulitos

Había una vez, una hermosa niña llamada Rulitos que tenía el cabello muy muy, pero muuuy crespo. Cuando era pequeña sufrió las una y mil desventuras que su naturaleza rizada conllevaba: tirones de cabello, nudos y descontrol. Por esa razón, su madre tomó la determinación de mantener su cabello cortito casi toda su infancia… bye bye colas de caballo y trenzas de rapunzel. Un día, la joven Rulitos visitó un salón de belleza y conoció a la que sería su mejor amiga por varios años, la plancha de alisado. Las dos iban para todas partes juntitas, eran inseparables!! no obstante, esta alianza  trajo consigo daños severos en el cabello de Rulitos, daños que todo el mundo podía apreciar menos la propia protagonista… considerando que cuando quiso lucir sus rulos al natural la tan “amable y sensible” directora de su colegio le dijo que por favor se peinara los próximos días, triple plop!! Por más que varios amigos trataron de advertirle que su falso cabello liso no se veía en las mejores condiciones, no hubo caso… ella era feliz con su largo y alisado cabello… estuviese como estuviese.

Hasta que un día, Rulitos (que ya era una mujer hecha y derecha) se miró al espejo y vio con horror el millón de puntas partidas y resequedad que había acumulado a lo largo de los años, por lo que decidió que era hora de poner fin a esta poco favorable amistad y aprovechando que la plancha ya estaba agonizando, decidió tirarla a la basura y tomar nuevos rumbos. La pregunta era: ¿cómo iba a sobrevivir con su cabello salvaje? Ante tal inquietante interrogante Rulitos decidió realizar un cambio drástico… quería tener dreadlocks. Así es, Rulitos fue feliz  tal cual rastafari por cinco años, años en donde no hubo necesidad de peinar ni lidiar con el volumen, el frizz ni las puntas partidas… lo mejor de la vida.

Pero como todo debe evolucionar, el llamado de los rizos hizo eco en las profundidades de su ser. Gracias a internet y especialmente a San Youtube, ahora  todo era muy distinto y la información acerca de los cuidados capilares para rizadas estaba a la vuelta de la esquina. Ni hablar de la infinidad de productos capilares específicos para rizos disponibles… la espera había terminado, era hora de cortar los dreadlocks y dar rienda suelta a la genética. Después de varios tutoriales y lecturas en la web, Rulitos se armó de valor y con la ayuda de un guapo peluquero particular cortó uno a uno sus queridos dreadlocks. El resultado fue un corto y sano cabello crespo.

Ahí comenzó la aventura, la prueba de uno y más productos capilares para encontrar el balance y el rulo perfecto. Como toda principiante, Rulitos cayó bajo los falsos encantos de los “productos para rizadas” de marcas cosméticas lleno de sulfatos, siliconas, parabenos y demases ingredientes químicos. Los primeros en la lista fueron los de la marca Pantene y luego Herbal Essences. El cabello se veía hermoso y los rulos bien formados, que mejor para partir que la tan popular Potion Nº 9… hasta que su cabello comezó a crecer, la crema ya no funcionaba como antes y hubo que encontrar otra solución. Ahí comenzó el desfile de cremas de distintas marcas y precios asequibles, pero no encontraba ninguna que fuera digna de halagos ni alabanzas. Hasta que un día, Rulitos conoció la crema Frozen glaze by Yorself y luego la Curls Rock Amplifier... ¡aleluya!, los ricitos comenzaron a verse bien nuevamente.

Más lectura en la web y más videos turoriales comenzaron a tentar a Rulitos en la opción de un régimen capilar más natural, eso implicaba a comenzar a leer los ingredientes de cada producto que quería comprar, cosa que era extremadamente agotadora y que por mucho tiempo no hizo 😦 acumulando uno que otro productillo por contener ingredientes indeseados. Con mucho esfuerzo tuvo que comenzar a obligarse a realizar esta acción cada vez que investigaba sobre algo.

Un buen día conoció el ya famoso Curly Girl y decidió darle una prueba… ¿que era lo peor que podría suceder? Y tentada con los videos de los hermosos rulos de otras chicas que seguían este régimen capilar no dudó ni un segundo más y puso manos a la obra. Gracias a sus ángeles guardianes, Rulitos pudo aprovechar de encargar varios productos y de disfrutar varios regalos del extranjero para poder probar cual de todos funcionaba en su cabello. El viaje de rizada natural requirió muchos experimentos para poder evaluar fidedignamente cual era mejor, una de las principales lecciones que aprendió fue la siguiente: no todo lo que sirve para algunas funciona para otras, la única forma de asegurarse es probarlo por una misma y comenzar a conocer nuestro cabello. Rulitos aprendió que no podía utilizar productos con proteínas porque hacían cortocircuito con sus rizos y una vez que volvió a mirar los ingredientes de los productos de antaño tirados en su tocador se dio cuenta que esta era la razón. Aprendió también que cada patrón de rizado es único y que no hay que estresarse en definirlo con uno en específico, hay veces que el cabello puede presentar dos o tres tipos de patrones lo que implica que más productos servirán para el cabello, lo que es genial. Lo importante es saber cómo es el rulo que tenemos y cual es su porosidad, de este modo es más seguro y fácil elegir los productos… por fin entendía su cabello y podía definirlo en un tipo: 3b y bajo poroso, yeah! Todo sería más fácil de ahora en adelante…

 También aprendió que hay pasos básicos e importantes para que el cabello se mantenga sano: el uso de aceites como tratamientos humectantes antes del lavado, el uso de toallas de microfibra o poleras de algodón para secar y evitar el frizz del cabello y el peinar los rizos solo cuando están mojados (primero las puntas y luego desde las raíz hacia abajo para prevenir el quiebre).

Después de casi un año y medio, desde la aceptación de sus rizos y de muuucha experimentación, Rulitos decidió optar por un régimen natural libre de siliconas, parabenos y aceites minerales. Todo lo que aplicaría en sus cabellos sería elegido con pinzas ya que gracias a ellos sus ricitos se veían mejor que nunca, uf! y que piropos recibía… con decirles que hasta una vez se dio cuenta que en la calle una niña le estaba grabando su pelo para mostrárselo a su peluquera :). Después de mucho devenir (casi tres años de aceptación y de nunca alisar sus rizos) se quedó con sus fundamentales: la crema de peinar de Royal Curl, el Direct Leave In y el aceite de coco.

A raíz de sus tantas aventuras en lograr un cabello bello y sano, Rulitos se preguntó: ¿y si escribo un blog para ayudar a otras rizadas a que acepten y amen sus cabellos como yo?  Chazám! que se ha creado el blog Historias de una chica rizada para unir fuerzas a lo largo del mundo (hay que pensar en grande, ¿no?), ya que ella mejor que nadie sabe las dificultades con las que se sufre… pero también sabe lo hermoso que pueden lucir  los rizos porque son únicos y expelen personalidad.

Y desde entonces, Rulitos y su pelo vivieron felices para siemp….. hey hey hey, esperen… soy muy joven aún y me queda mucho por experimentar!!!

¿Cuál es la moraleja de esta historia? Debes darte el tiempo de conocer tu cabello, cómo se comporta bajo ciertas condiciones o ciertos productos y eso solo se logra con la práctica. No hay reglas en cuanto al cuidado de los rizos, pero sí puedes seguir ciertas sugerencias para simplificar este proceso. Recuerda que el blog se compone de mis propias experiencias, por lo que me es difícil saber, si es que tienes otro tipo de rizado, cuáles serán los mejores productos para ti. Por esto es de suma importancia de que no sean tímidas y envíen sus experiencias capilares para ampliar el espectro y de este modo ayudar a nuestra comunidad. El cuidado de nuestros rizos depende de todas nosotras.

Conoce tu cabello- acéptalo tal cual es- mímalo todo lo que puedas-  pásalo bien

firma blog

Anuncios

17 pensamientos en “Capítulo 23: Aceptación y reencantamiento con los rizos, la historia de Rulitos

  1. Se parece a mi historia tuve cabello cortito como hasta los 15 años, de hay empezo desrizes, y todo lo demas. Un factor implrtante a mencionar particularmente han sido los embarazos xq cambiam el cabello por completo

  2. jjajaja me hiciste recordar cuando estaba en segundo medio mandaron a varios de mi curso a la inspectoría por ”mala presentación personal”, a mi me mandaron porque andaba con un poleron con gorro que poco menos era como un pecado para las viejas conservadoras de mi colegio. El cuento es que un compañero me preguntó: ”y a ti, te mandaron por chascona?” y ese fue el momento en el que nunca más me separe de la mala amiga placha. Después en tercero medio me corte el pelo más arriba de los hombros porque estaba chata de los nudos y de alisarme el pelo que ya estaba tan largo. Luego de sufrir durante meses porque siempre amé el pelo largo, me decidí por reencantarme con mis rulitos para tener un largo sano, libre de frizz y con un patrón 100% definido. Y aquí estoy, en busqueda del producto natural perfecto que me mantenga los rulitos a la perfección, lamentablemente mi presupuesto de estudiante pobre no me permite comprar muchas cosas para probar y probar. Pero para eso tengo este blog, así compro a la segura algo que está bien recomendado … y sigo en el camino de aprender a amar mis rulitos! aunque pucha que cuesta a veces!
    Saludos Rulitos, que tengas una buena semana!

  3. Hola Rulitos! Sé que muchas rizadas nos sentimos identificadas con muchos de los pasajes descritos por ti en tu historia capilar y de verdad es muy gratificante encontrarse con este blog que promueve el amor por los rizos encaminado hacia una verdadera revolucion rizada, porque lo mas importante es aprender a aceptarnos tal cual somos y cuidar nuestra preciada melena. Quisiera que me brindaras informacion si la tienes disponible, sobre el uso del bicarbonato como shampoo y del vinagre de manzana como rinse, será que funciona para las rizadas. Gracias de antemano, un abrazo desde Colombia.

  4. Hola rulitos: Fue genial leer tu historia, yo aún estoy en la busqueda de mi producto y rutina, pero sigo fiel al CG, noto mi pelo mucho más suave, pero aún me cuesta lograr el brillo

  5. Muy buena historia Rulitos! todas nos sentiremos identificadas con algún pasaje, yo al menos con cortes horribles de pelo cuando chica , veo fotos de niña y mi pasado me condena 🙂
    En mi caso se agregan factores mas complicados: poco pelo y muy fino…ante eso los rulos me han salvado, con el pelo liso se me vería aun menos …eso si tener rulos que se vean bien cuesta el doble
    Debemos dar las gracias a las experiencias pelisticas de Rulitos y a lo matea que es, asi todas hemos salido ganando con sus descubrimientos , y obvio a lo que cada una comenta y relata

    Larga vida a los rulos ( aunque a veces nos sacan canas verdes jajaja)

  6. Jaja muy buena historia…a mi me paso calcado lo mismo…menos lo de las rastas…pero en el colegio me molestaban y me decian leon, lo cual era terrible para mi.
    Y si la plancha fue mi mejor “amiga” hasta hace 3 años cuando deje mi pelo libre….ahora no esta tan crespo pero es ondulado y desordenado!! Que lata no haberme dado cuenta antes…y gracias a internet ahora se que puedo controlar mas mi pelo!! Gracias rulitos!!

  7. Qué genial que Rulitos haya compartido su experiencia y qué chistoso lo de la niña que la escogió como su modelo a seguir en la peluquería. Por otra parte, súper arriesgado lo de los rastas, no sé si lo haría D: Pero debe sentirse genial sacar todo ese pelo y luego ver rulos brillantes y lindos ^^

    Mi historia la resumiré: yo siempre he tenido el pelo crespo. Cuando lo tenía hasta la cintura como a las 6 años, se veía un poco ondulado nada más y bueno, lo triste fue que se me pegaron los piojos entonces mi mamá me llevó a la peluquería y me hicieron una melena horrible que jamás olvidaré 😦 Ahí mi pelo quedó liso hasta 2do medio cuando decidí cortarlo hasta la nuca! Lo hicieron con navaja -_- pero se me encrespó mágicamente. Luego de eso, me costó tener un corte regular, sufrí… estaba a puro sedal, pantene, Head&Shoulders y así hasta el año pasado, cuando noté que mi pelo quedaba brillante luego del lavado, porque al 2do día amanecía seco y feo. Más encima estudié en valpo y la humedad hacía estragos. Apareció el Fructis rizos, me encantaba, también sumé la crema para peinar “momo” de Davines, súper buena. Y así… hasta que encontré este blog, Rulitos me entregó un premio que gané y me explicó bien lo del cuidado del pelo crespo 😀 Ahora le hago caso y leo los ingredientes en cada cosa que compro.

    Y así, hasta hoy! Sigo aprendiendo y cuidando mi pelo que siempre me ha encantado. Veo mis fotos de niña y me gustan tanto xD Me alegra saber que sé cuidar este pelo y el día que tenga hijas haré lo mismo.

    Saludos a todas! Ojalá algún día se pueda concretar un “1er Encuentro Rizado”

    • Sigue asi Dominique, tu pelo solo puede mejorar. Definitivamente tendremos que hacer un encuetro rizado, pero mas en primavera cuando el tiempo este lindo!!! o cuando el blog llegue las 100.000 visitas o algo asi.. sería entrete o no?

      • Sí, sería bkn!!!! Anímate!!!! Si no resulta un evento grande, podríamos reunirnos para ir a vitrinear cosas 🙂 Lo ideal seria una expo, en donde hayan peluqueros y tiendas amigas… concursos y esas cosas jajaja 😀 Por qué no? En un futuro no lejano… todos tienen su expo (novios, bebés, mascotas, comida, chocolates, etc.), menos nosotras, sería genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s