Capítulo 49: Crónicas de mi viaje por un camino más natural

Una pensaría que lo más fácil del mundo es volver a los menjunjes de antaño y a las hierbas milenarias, pero no todo es color de rosa… sobre todo cuando nuestro cabello no reacciona de una manera favorable frente a estos cambios. Este capítulo está dedicado a aquellas lectoras que sienten que sus cabellos no podrían nunca amoldarse a este tipo de rutina capilar o que sencillamente no pueden dejar de utilizar ciertos productos porque sus rizos se “ven mejor” , “los necesitan”, “o sencillamente tienen que hacerlo”… pequeñas saltamontes: ¡SÍ SE PUEDE HACER UN CAMBIO!

Les cuento que yo hace un par de años decidí que la mejor manera de cuidar mi cuerpecito era con productos lo más naturales posibles, esto  implicaba dejar de utilizar aquellos que contenían ciertos ingredientes que no son beneficiosos para nuestro organismo. Después de muchas horas invertidas en investigación acuciosa sobre cabello rizado, pude aprender que para que este se pudiera manifestar en gloria y majestad se debía hacer un cambio radical en la rutina capilar. Lo primero que hice fue dejar de utilizar productos con siliconas, tarea que no fue fácil porque la oferta de productos capilares que tenemos a nuestro alcance no nos ayudan en ese campo, TODO está plagado de siliconas. Esta poca ayuda por parte de la industria capilar me obligó a hacer una cambio dentro de las posibilidades que tenía, primero me enfoqué en eliminar las siliconas y de a poco ir eliminando el resto de ingredientes indeseados.

Como he mencionado varias veces, debemos darle un tiempo considerable a este cambio de rutina más natural, se debe tener PACIENCIA en orden de ver cambios favorables, piensen que esto igual a una dieta: cuando queremos bajar esos kilitos de más debemos someternos  a un cambio de alimentación y esperar unos meses para obtener resultados, pues bien, es lo mismo para el pelo. Es imposible esperar que en una semana o dos nuestro cabello se vea como nuevo, más aún cuando dejamos de utilizar el ingrediente cuyo objetivo es “maquillar”. Obviamente que al utilizar productos con siliconas el rizo se verá suave y brillante, pero no necesariamente significa que sea su condición real, por eso la mayoría de las veces notamos nuestro cabello hermoso, pero no sabemos porque se nos parten tan seguido las puntas… pues he ahí el meollo del asunto, cuando utilizamos productos libres de siliconas sabremos cual es la condición real de nuestro cabello y si está seco, opaco, sin definición, etc. podremos hacer algo al respecto, en vez de seguir enmascarando el problema. Para mí, esta transición de cambios de productos capilares con siliconas a libres de estas fue larga (alrededor de un mes y medio) y caótica, mi cabello pasó de estar bien a estar con apariencia de sucio, para luego lucir menos sucio, a un poquito sucio y finalmente convertirse en maravilloso (modestia aparte). A los dos meses ya podía notarlo con mucha más definición e increíblemente más suave. No fue fácil, pero valió la pena: mis rizos nunca habían estado tan bellos y sanos 🙂 . Una vez logrado mi objetivo no fue difícil dejar de utilizar los que venían más abajo de la lista: sulfatos, aceites minerales y parabenos.

Luego tuve que comenzar a investigar sobre los componentes de los productos capilares que quería comprar y como casi hay que ser científica de profesión para poder entender y saber a qué corresponden los nombres en las listas de ingredientes, lo mejor es anotarlos en una listita y llevarlos cada vez que compramos… al menos al principio, de ese modo se evitan las sorpresas de llegar a casa y darnos cuenta (una vez que ingresamos los componentes a la web) que hemos comprado algo con ingredientes indeseados.  El ejercicio diario de leer e investigar facilitan enormemente la tarea de reconocer en un futuro aquellas “cochinadas” que traen los productos capilares y después de un tiempo ya se pueden identificar al instante.

El problema mayor a mí parecer es: ¿sabemos efectivamente que estamos utilizando productos capilares naturales?, ¿estás 100% segura de que lo que aplicas en tus rizos es libre de los ingredientes que no quieres en tu cuerpo? Y claro, si es que ahora en todas las ferias y redes sociales aparecen más y más tiendas o pequeños emprendimientos que se autoproclaman “naturales” cuando no lo son. Para las que no saben, hay tiendas especializadas que venden bases para champús y acondicionadores listas para llegar y llevar que ustedes pueden comprar y enchular con hierbas y aceites para hacer sus propios productos capilares personalizados. Pues bien, muchas personas hacen exactamente lo mismo, pero el problema es que estas bases contienen sulfatos, siliconas, parabenos o aceites minerales. Entonces lo que sucede es que una compra estos “supuestos productos naturales” que NO TRAEN etiquetas con los componentes que contienen y una rejura que esta cuidando su cabello de la manera más saludable posible, cuando en realidad es lo mismo que utilizar el champú o acondicionador que tanto detestas y que encuentras en la farmacia o en el supermercado.  Mi consejos es: siempre, siempre, siempre compren productos que tengan su listado de ingredientes, es un deber legal y ético de la persona que lo vende o manufactura de transparentar el contenido de sus productos y es nuestro derecho saber que es lo que aplicamos en nuestro cuerpo. Compren solo productos que contengan un LISTADO COMPLETO DE INGREDIENTES y pregunten a la persona que lo vende que es lo que contiene, recuerden que ningún champú o bálsamo se compone tan solo de aceite o de manteca o de cierta hierba en particular.

Para concluir diré que el viaje hacia una rutina capilar más natural requiere de paciencia, conocimiento y voluntad. Puede ser un poco duro al comienzo, pero les aseguro que sus rizos lo agradecerán y ustedes vivirán una de las mejores experiencias.

Si quedaste motivada y quieres cambiarte de bando puedes devorarte los siguientes capítulos que hablan sobre este tema:

 

firma blog

Anuncios

12 pensamientos en “Capítulo 49: Crónicas de mi viaje por un camino más natural

  1. ¡Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y tengo muchas preguntas (a pesar de haber leído muchas entradas).
    Mi pelo es como el tuyo, 3B y poca porosidad, y quiero dar un cambio porque sé que no está bien. Me he metido en iHerb y he metido cuatro productos al carrito de los que hablas maravillas:
    -El Acondicionador Hidratante Liviano Sin Enjuague Direct Leave-In.
    -El Root 66 Max Volume Conditioner.
    -El Acondicionador Hidratante-Calmante Equilibrado 50:50.
    -Champú de Hidratación Profunda Smooth As Silk.

    El caso es que me gustaría saber la rutina. Es decir, yo hasta ahora uso champú, acondicionador en la ducha y luego otro acondicionador para cuando salgo. Casi todos los días. ¿Pero para estos productos, ¿uso el champú una vez a la semana y el resto de días voy turnando el Root 66 y el 50:50?
    Agradecería muchísimo, pero que muchísimo tu respuesta.

    Un abrazo y repito que me encanta tu blog (¡el apartado de peinados es espectacular y da muchísimas ideas!)

    • hola, la rutina que yo uso es simple: en la ducha champú, acondicionador. Una vez que saga aplico direct leave in y crema de peinar. La rutina es igual a la que usas diariamente, no es necesario ir rotando entre los acondicionadores.
      Saludos y suerte!!

  2. Hola Rulitos,
    Soy nueva en el blog, quería hacerte una pregunta a mí me gusta el gel de linaza pero no siempre quedan mis rulos igual de bien, sin embargo un día me dijo un amigo que él usaba gelatina obviamente sin sabor en su cabello y es muy bueno me encanta como quedan los rizos y siempre sale bien, quería saber qué opinas de la gelatina? Sus componentes son malos para él cabello?

  3. Hola Rulitos!,
    Siempre es un gusto leer tus artículos chica. Muchas Gracias.
    Tengo una duda, ahora que la Princess Curl de Queen Helene fué descontinuada de iHerb, que usas??
    Me estoy haciendo el Gel de Linaza, pero la verdad eso de estarla haciendo cada semana es un fastidio. Aparte de que no me dura mucho no huele rico :(..

  4. Hola hola, agradezco al cielo dar con tu blog. El año pasado para mi fue espantoso, tuve que dejar a quien en ese momento era mi pareja, debía defender mi tesis de licenciatura, conseguir un empleo y cuando tuve el empleo, el estrés me agobio, además con todo esto para la fecha de mi cumpleaños (se me ocurrió la brillante idea de cortarme el cabello, no me volvió a crecer y se me daño), porque en la mera mitad de la cabeza el cabello estaba opaco, reseco, espantoso simplemente.

    A finales del año pasado me lo volví a cortar (se dilata una eternidad en crecerme), me compré uno de esos shampoos naturistas y para mi grata sorpresa, el cabello en medio ya está sano, dejé el trabajo así que ya no se me cae y continuo en este largo camino de crecimiento y cuidado del cabello.

    Ahora estaré más pendiente de tu página y te ánimo a que no la dejes.

    Saludos desde Nicaragua,

    • Hola Tania!! mucha fuerza y buenas vibras para ti, el camino para recuperar los rizos en un cabello sano es largo (experiencia propia), pero hay que tener paciencia y verás como todos tus esfuerzos serán infinitamente recompensados. Un abrazo grande a la distancia!

  5. El mejor método para el cuidado capilar es la lectura (:, sin duda todos tus aportes, reseñas e información que nos brindas ha servido muchísimo para entender el mundo capilar y los químicos.

    Yo llevo menos de un año en el largo y difuso camino del cuidado natural pero se notan los cambios y agradesco todos tus capítulos y la dedicación a tu blog.

    Saludos rulitos!

  6. Rulitos! Mi pelo se demoró 5 meses en acostumbrarse!!!! Pero no me rendí y descubrí que no necesito pre poo ni máscaras de hidratación, cuando dejé de ponerme aceites mi pelo respondió como yo quería. Pero es un camino largo. Creo que en mi caso, lo que mejor resultado dio fue dejar los sulfatos, las siliconas y el calor, sobretodo dejar el calor. Además, al comienzo estaba obsesionada con el frizz, ahora si tengo frizz un día no me importa tanto, asumo que en una ciudad lluviosa y húmeda como Osorno hay probabilidades de frizz siempre. Si te voy a agradecer siempre por tu blog, que me ha inspirado a cuidarme mejor, a mi y a mi hija, a aceptar que los rulos son lindos y que no tengo que ser lisa para tener éxito. Un abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s